martes, 29 de agosto de 2017

Cursos de introducción a la numismática romana

Curso de Capacitación CEFICO introducción a la numismática

En conjunto con el Centro Filatélico y Numismático de la ciudad de Córdoba (Argentina) hemos organizado dos cursos introductorios a la numismática romana que se dictarán desde octubre de este año y desde marzo el año próximo.  Están destinados a un público general y no son necesarios conocimientos previos para hacerlos. 

Aquí les dejo los objetivos generales y lo contenidos de cada curso. Para todo lo relativo a la inscripción y demás asuntos relacionados escribir, por favor, a ceficocba@hotmail.com

Objetivos


Se aspira a que quien concurra a los cursos:

·      Alcance un conocimiento general de las tradiciones de investigación en el campo de la numismática romana.
·      Adquiera un dominio específico de las diferentes técnicas de análisis de las monedas romanas.
·       Adquiera los rudimentos generales de la identificación de monedas romanas.
·       Comprenda los procesos generales de la historia económica y monetaria romana.
·    Adquiera los conocimientos y habilidades que le permitan trabajar con bibliografía especializada y de referencia sobre la temática de los cursos.
·      Adquiera herramientas para seguir profundizando sus conocimientos en este campo por su propia cuenta.


 Contenidos del primer curso


Unidad 1 - Introducción a la numismática general y a la numismática romana

1.1 Objeto, concepto y métodos de la numismática – consideraciones generales.
1.2 Historia de la numismática.
1.3 vocabulario numismático general.
1.4 Panorama de la investigación en numismática romana
1.5 Historia del coleccionismo numismático

Unidad 2 - El sistema monetario romano arcaico

2.1 El origen de la moneda – consideraciones generales.
2.2 La monetización de la economía itálica
2.3 Economía y sociedad en la Roma arcaica
2.4 Formas premonetarias de dinero en Roma
2.5 La transición hacia un sistema monetario
2.6 El sistema monetario romano arcaico: Aes Rude y Aes Signatum
2.7 La primera acuñación: La moneda de bronce romano –campana
2.8 Los didracmas de plata
2.9 El aes grave
2.10 La crisis militar de la segunda guerra púnica y el fin del sistema monetario arcaico

Unidad 3 – El sistema monetario clásico – El denario republicano

3.1 La introducción del denario
3.2 La producción monetaria: autoridades, cecas y organización: Los tresviri monetales
3.3 Historia monetaria: circulación e impacto económico del denario
3.4 La evolución del denario en la primera mitad del siglo II a.C.
3.5 La evolución del denario en la segunda mitad del siglo II a.C. De las acuñaciones cívicas a los tipos aristocráticos.

Unidad 4 – La república tardía – La moneda como herramienta de propaganda política

4.1 La crisis de la república y el desarrollo de una nueva iconografía monetaria
4.2 Mario y Sila
4.3 Pompeyo
4.4 El ascenso de César
4.5 César dictador - El desarrollo de un lenguaje imperial
4.6 Las acuñaciones de los triunviros
4.7 Historia monetaria: El triunfo del denario en el Mediterráneo

Unidad 5 -  Tipos y leyendas de las monedas republicanas

5.1 Tipos del sistema monetario arcaico
5.2 Tipos de las primeras acuñaciones en oro y plata
5.3 Tipos de la república tardía
            5.3.1 Tipos religiosos
            5.3.2 Tipos personales
            5.3.3 Tipos históricos
            5.3.4 Objetos inanimados
            5.3.5 Arquitectura, arte, etc.

 Contenidos del Segundo Curso


Unidad 1 -  Augusto y la creación del sistema monetario imperial

1.1 El establecimiento del principado
1.2 Pax romana, crecimiento económico y fiscalización
1.3 La creación de un sistema monetario imperial
1.4 Estándares, denominaciones e iconografía
1.5 Circulación y niveles de monetización
1.6 La producción monetaria: autoridades, cecas y organización.
1.7 Las acuñaciones provinciales
1.8 Tiberio, Calígula y Claudio: Política e iconografía

Unidad 2 - El Alto Imperio

2.1 La reforma monetaria de Nerón
2.2 La iconografía neroniana
2.3 La dinastía Flavia y el paulatino deterioro de los estándares monetarios
2.4 Trajano, Adriano y los antoninos: cambio y continuidad del sistema monetario
2.5 La producción monetaria: autoridades, cecas y organización.

Unidad 3 – Los severos

3.1 ¿una monarquía militar?
3.2 Crisis fiscal y creciente deterioro monetario
3.3 ¿El inicio de la inflación? – Un debate historiográfico
3.4 La introducción del antoniniano
3.5 De Caracalla a Alejandro Severo, el camino a la anarquía militar

Unidad 4 – Tipos y leyendas de las monedas del Alto Imperio Romano

4.1 Transición de la República
4.2 Principios Generales
4.3 Tipos Clasificados
4.3.1 Tipos del emperador y su familia
4.3.2 Tipos relativos al Senado y al Pueblo de Roma
4.3.3 Tipos relativos a Roma, Italia y las Provincias
4.3.4 Tipos relacionados con el Ejército
4.3.5 Tipos religiosos
4.3.6 Tipos históricos: Roma e Italia
4.3.7 Animales y Objetos Inanimados
4.3.8 Edificios
4.4 Relación de la temprana moneda imperial con el arte

Unidad 5 - La Crisis del siglo III

5.1 ¿Crisis del siglo III? El debate historiográfico
5.2 La anarquía militar y la crisis fiscal
5.3 El deterioro de la moneda y la crisis del sistema monetario de Alejandro Severo a Valeriano 235-260 d.C.
5.4 El colapso del sistema monetario de Galieno a Claudio el Gótico
5.5 El imperio gálico y el reino palmireno
5.6 La reforma monetaria de Aureliano y su impacto
5.7 Las acuñaciones de Probo a Carino
5.8 La producción monetaria: autoridades, cecas y organización.

Unidad 6 – El sistema monetario tardoimperial

6.1 Las reformas administrativas, militares y fiscales de Diocleciano y las características generales del Estado bajoimperial
6.2 La reforma monetaria de la tetrarquía y el nacimiento del sistema monetario del Bajo Imperio
6.3 La reforma iconográfica
6.3 La producción monetaria: autoridades, cecas y organización. Su relación con el aparato administrativo y fiscal
6.4 La reforma monetaria de Constantino. El nacimiento del sólido
6.5 El camino hacia la “cristianización” de la iconografía monetaria
6.6 Los hijos de Constantino
6.7 La reforma monetaria de Juliano el Apóstata
6.8 De Valentiniano a Teodosio

Unidad 7 – Tipos y leyendas de la moneda tardoimperial

7.1 Tendencias Generales
7.2 Tipos Clasificados
7.2.1 Tipos del emperador
7.2.2 Tipos del Imperio y el Estado
7.2.3 Tipos de Provincias y Poderes Extranjeros
7.2.4 Tipos del Ejército
7.2.5 Tipos religiosos
7.2.6 Animales y objetos inanimados
7.2.7 Edificios

Unidad 8 - Identificación de monedas romanas

8.1 Sistemas de catalogación
8.2 Principales corpora numismáticos
8.3 Bancos de datos numismáticos
8.4 Análisis e identificación de monedas romanas.

Espero que sean de vuestro interés!


martes, 8 de agosto de 2017

Las monedas de Venecia


Ducado de Andrea Dándolo c 1354 - reverso
Ducado de Andrea Dándolo c 1354 - anverso

La historia de Venecia


Durante el siglo V d.C., el norte de Italia se encontró en una situación caótica por causa de las invasiones bárbaras que asolaron el occidente del Imperio Romano. En este difícil contexto, habitantes de diversas ciudades de la región buscaron refugio en los pequeños islotes de la pantanosa laguna al norte del mar adriático. Allí encontraron seguridad y una base para su subsistencia en la pesca y el comercio de la sal. Esos fueron los modestos orígenes de la ciudad de Venecia, que crecería y crecería con el paso del tiempo hasta transformarse a finales de la Edad Media en una de las mayores potencias económicas y militares del Mediterráneo.


Ducado de Andrea Dándolo c 1354 - reverso
Ducado de Andrea Dándolo c 1354 - reverso
Su singular naturaleza como ciudad construida sobre el agua le brindaría protección y le garantizaría independencia frente a los grandes poderes de los imperios bizantino y carolingio. Además, los venecianos se organizaron en una república controlada por las principales familias de mercaderes y sin una dinastía de gobernantes hereditarios, lo que garantizaba que las autoridades siempre velaran por los intereses del comercio. Al frente de la república se encontraba el dogo, un gobernante vitalicio elegido por una asamblea aristocrática. Durante su larga historia la república veneciana se caracterizaría por su estabilidad y por la ausencia de las convulsiones que normalmente afectaban al resto de los estados europeos de Ali y su apodo de la serenísima.

Por su actividad eminentemente mercantil Venecia siempre Tuvo una intensa circulación monetaria. Durante la temprana edad Media los venecianos utilizaban sobre todo las monedas bizantinas que eran las de mayor calidad y aceptación en todo el mundo Mediterráneo.

Las monedas de venecia: el grosso de plata y el ducado de oro


Grosso de Francisco Dándolo 1328
Grosso de Francisco Dándolo 1328

A comienzos del siglo XIII existía una clara necesidad de una moneda de alto valor que fuera aceptada en el comercio internacional. Las monedas bizantinas que se habían utilizado para ese fin desde principios de la Edad Media habían perdido gradualmente esa posición porque habían sido devaluadas y ya no se las consideraba como medios de pago confiables. En este contexto, el gran Dogo veneciano Enrico Dandolo (gobernó 1192-1205) introdujo una nueva moneda de plata de alta calidad, el grosso, o matapán, aunque no sabemos la fecha exacta.

Con un peso teórico de 2,2 gramos, la moneda alcanzaba una pureza del 98,5 %, lo máximo que se podía alcanzar con la tecnología de la época, lo que le garantizó una amplia aceptación como medio de pago internacional.  El diseño estaba fuertemente influido por la iconografía bizantina, con un Cristo entronado en el anverso y San Marcos y el dogo sosteniendo un estandarte entre ellos, en el reverso.

Ducado de Fra Griovanni  Dándolo - 1284
Ducado de Fra Griovanni  Dándolo - 1284

Alrededor de 1250, a medida que el comercio en el mundo mediterráneo floreció y se expandió, Génova y Florencia - los rivales comerciales de Venecia - acuñaron nuevas monedas de oro puro de alto valor, el genovino y el florín, con un estándar de aproximadamente 3,5 gramos. El florín se impuso rápidamente como la nueva divisa para el comercio internacional. El éxito de esta moneda llevaría finalmente a los venecianos en 1284 a introducir su propia moneda de oro, el ducado. La misma tenía un peso teórico de 3,53 gr. y una pureza del 99,5%, que le permitirían conquistar un lugar como divisa internacional ampliamente aceptada y competir exitosamente con el florín.

El anverso lleva una figura erguida de Jesús rodeada de estrellas, con la lyeyenda T[ibi] XPE (Christe) DAT[us] Q[uem] T[u] REGIS ISTE DVCAT[us]. En el reverso aparece San Marcos entregando una pancarta all dogo.

Venecia continuaría acuñando ducados con la misma calidad hasta el final de la República en 1797.

viernes, 21 de julio de 2017

La última moneda bizantina, acuñada en 1453 durante el sitio de Constantinopla

Stauraton de Constantino XI Paleólogo - Constantinopla 1453
Stauraton de Constantino XI Paleólogo - Constantinopla 1453

Los últimos días del imperio


En 1449, cuando Constantino XI Paleólogo ascendió al trono tras la muerte de su hermano Juan VIII, el imperio bizantino conservaba muy poco de su antiguo esplendor y había quedado reducido prácticamente al recinto amurallado de Constantinopla y a unas pocas islas y fortalezas dispersas. Las nuevas potencias mercantiles italianas, Venecia y Génova, dominaban su comercio, y los turcos otomanos controlaban la mayoría de sus antiguos territorios. A pesar de su escasa importancia material, la importancia simbólica del diminuto imperio era enorme. Los ocupantes de su trono podían vanagloriarse de ser los sucesores directos de Constantino el grande, de Augusto y hasta de Rómulo!
 
Miniatura con retrato de Constantino XI
Los sólidos de oro ya no se acuñaban en Constantinopla desde hacía largo tiempo y los florines de oro de Florencia y los ducados de Venecia se habían convertido en las principales divisas internacionales de la época, reflejando el éxito económico de los italianos y el colapso de los griegos. En la otrora poderosa capital bizantina sólo se acuñaban ahora pequeñas y crudas monedas de plata destinadas al uso local. La principal denominación era el stauraton, una moneda de 6,5 gramos de plata, de la que también circulaban fracciones más pequeñas.

Cuando en 1451 ascendió al trono otomano el ambicioso Mehmed II, se fijó como un objetivo prioritario la conquista de Constantinopla. Mehmed llevó adelante una campaña cuidadosamente planificada, mediante la que fue cerrando de manera cada vez más efectiva el cerco sobre la capital hasta finalmente sitiarla por mar y tierra en 1453. A pesar de que el sultán contaba con un ejército de más de 100.000 hombres, con una poderosa flota y destructivos cañones, el asedio se prolongó por varios meses debido a la solidez de las antiguas murallas y al coraje y habilidad de los apenas 7.000 defensores. Finalmente, la ciudad fue tomada el 29 de mayo de 1453 y Constantino XI murió en la refriega.

Asedio de Constantinopla - 1453

La última moneda bizantina


Tradicionalmente se creía que Constantino XI no había tenido ocasión de acuñar monedas durante su breve y convulsionado reinado, pues no se conocía ninguna con su nombre.

En 1974, una primera moneda del último emperador bizantino fue descubierta por el numismático Simon Bendall. Unos años más tarde, en la década de 1980, un tesoro de alrededor de 80 piezas de Constantino XI apareció en Estambul. Éstas eran evidentemente monedas de emergencia acuñadas durante asedio con la plata obtenida mediante la fundición de los cálices de las iglesias de la ciudad para pagar a los soldados. El tesoro representa probablemente los ahorros de uno de esos soldados que no vivió para recuperarlos.

En el anverso, vemos una imagen incompleta de Cristo. En el reverso, un crudo retrato del emperador, acompañado de una inscripción de muy difícil lectura: KWNCTANTINOC ΔΕCΠΟΤΗC Ο ΠΑΛΕΟΛΟΓ en el círculo exterior. ΘV ΧΑΡΙΤΗ ΒΑCΙΛΕΩC ΡΟΜΕΟΝ en el círculo interior. La misma puede traducirse como “Déspota Constantino Paleólogo, emperador de los romanos por la gracia de dios”.

A pesar de su crudeza, estas monedas son muy deseadas por los coleccionistas dada su gran importancia histórica. El ejemplar cuya imagen encabeza esta entrada fue subastado en 2011 por 80.000 dólares.